22
Ene

Mons. Centellas: “Oramos para caminar juntos, para que no estemos divididos, somos hermanos, un solo bautismo, una sola fe, un solo Dios”

Prensa CEB 22.01.2023. Mons. Ricardo Centellas, arzobispo de la Arquidiócesis de Sucre y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Boliviana, al celebrar la eucaristía de este domingo, en su reflexión sobre el evangelio dijo que es una invitación para trabajar incansablemente por la unidad en el mundo y en cada familia, “hay distintas razones, muchos motivos para dividirnos, pero hoy eso no nos hace crecer, ni como humanos, ni como cristianos, entonces debemos asumir esta exhortación de san Pablo, para trabajar por la unidad que hace tanta falta en el mundo”.

Dijo que el llamado de este domingo es que como seres humanos intentemos caminar con los criterios de Dios, “porque es muy fácil caminar según las circunstancias, pero no siempre eso nos humaniza, y creo que uno de los grandes desafíos de la humanidad, y para nosotros los creyentes, es darle profundidad y continuidad a nuestra vida, hay que hacer un esfuerzo por ser transparentes y honestos, un esfuerzo continuo de toda la vida, por encima de nuestros errores, caídas y adversidades, a eso se refiere Jesús cuando nos dice síganme los haré pescadores de hombres, la invitación es a todos nosotros los bautizados para que continuemos la misión de Jesús, que es sembrar paz, amor, comunión, y perdón”.

Mons. Ricardo mencionó que para la Arquidiócesis de Sucre esta semana es especial pues realizarían su asamblea pastoral, luego de haber sido suspendida durante tres años a raíz de la pandemia, además serán ordenados tres nuevos presbíteros y un diácono, por lo que pidió a la población unirse en oraciones por estos acontecimientos que llevarán adelante desde esta jurisdicción, “esta asamblea es un signo de unidad, estaremos juntos para orar, celebrar y señalar el trabajo pastoral de los próximos 5 años”,

El Arzobispo de Sucre también llamó a orar por las vocaciones: “Recemos con insistencia e intensidad porque llevar adelante una vocación y llamado de Dios, una vida de consagración no es fácil, así como hacer un compromiso de ser servidor, si queremos ser serios, profundos y continuos, es muy difícil, hay que rezar para que nuestras vocaciones en la Iglesia de Sucre vayan adelante, respondiendo al estilo de vida de Jesús”, puntualizó al finalizar la reflexión.