22
Ene

Mons. Coter: “Pidamos el don de ser anunciadores de la Palabra»

Prensa CEB 22.01.2023. Mons. Eugenio Coter, obispo del Vicariato Apostólico de Pando en su reflexión dominical hizo hincapié en como empieza Jesús su predicación: “Conviértanse, porque el reino de los cielos está cerca”; en la oportunidad comenta sobre lo que significa el “reino de Dios” y el llamado a  la “misión” para sus discípulos.

“Nosotros cada domingo rezamos el padre nuestro, venga a nosotros tu reino, este reino dice Jesús desde el comienzo está cerca, está cumpliéndose ya dentro de esta historia, está dentro de los desafíos que ya estamos llamados a vivir, esta cercanía del reino de Dios es un consuelo, porque es ese reino donde los pequeños son tomados en cuenta, donde no hay historia que sea insignificante, donde se encuentra el amor del Señor, donde las relaciones se iluminan de este amor del Señor y se vuelven relaciones de amor, de aceptación, de tolerancia, de rechazo de la violencia y de paciencia; esto es el reino de Dios, es el reino donde el poder se hace de verdad … SERVICIO, donde la búsqueda del bien prevalece sobre el bien de las personas individuales”, así el Obispo animó a la población a  seguir con la búsqueda del bien común recordando, entendiendo y asumiendo que el reino de Dios es reconocer la acción de Dios dentro de nuestra vida.

“Pero para hacer esto, hay que convertirse, quiere decir cambiar la actitud del corazón, dar espacio a una vida nueva, dar espacio a una manera nueva de relacionarse, una manera seguramente madura, profunda, transparente, directa, concreta, este es el llamado con el cual Jesús empieza su predicación”, expresó Mons. aludiendo que la invitación, al igual que los discípulos es seguir a Jesús, “esta es una invitación, ante todo no ser solo apóstoles, sino que en nuestra vida  ser personas que como discípulos trabajamos para desenredar las situaciones de la vida y para hacernos pescadores de humanidad, personas que trabajan para que la humanidad crezca ante todo en nosotros”, manifestó.

En el domingo de la Palabra de Dios, Mons. Eugenio exhorta a los fieles a tomar conciencia de que nuestra vida es guiada por la Palabra, “es en la Palabra donde encontramos a Dios, a esta Palabra hay que prestarle atención, hay que estar concentrados, respetar a la Palabra y a los demás, la Palabra es el don que orienta y guía nuestra vida y es a la cual tenemos que darle atención, es importante que nos demos la oportunidad de profundizar esta Palabra de Dios”, el obispo dijo que hay muchos medios por los cuales hoy se puede acceder a reflexionar la Palabra, y pidió darse unos minutos a diario para leerla y meditarla, pues será la luz que guie nuestro camino, “que el compromiso sea ser personas que escuchan y prestan atención a la Palabra”, reiteró.

Finalmente desde la Catedral en Riberalta invitó a la población a hacerse fieles servidores de la Palabra y responder al llamado de Dios: “y aquí la invitación tengan el corazón abierto, Dios llama a seguirlo, necesitamos de anunciadores de la Palabra, catequistas, sacerdotes, no tengamos miedo, no callemos, ni seamos obstáculos, recemos porque tengamos sacerdotes, nos falta muchísimos, necesitamos de sacerdotes que dediquen su vida a anunciar la Palabra porque esta es la Palabra que nos salva, nos une en la eternidad y nos enseña a vivir mejo en el día a día”, expresó Mons.Coter.